CÓMO LO HACEMOS

PROCESOS DE PRODUCCIÓN DE LA ALFALFA EN HARINA

CÓMO LO HACEMOS

PROCESOS DE PRODUCCIÓN DE LA ALFALFA EN HARINA

PROCESO DE SIEMBRA

Los forrajes perennes como la alfalfa se desarrollan mejor en suelos alcalinos o de pH básicos con buen drenaje.

El cultivo de la alfalfa obtiene mayores rendimientos en suelos de textura franco arenoso. Así mismo, la correcta técnica de siembra e inoculación de la semilla hacen de la densidad de siembra un factor indispensable para los rendimientos del producto que de ella se obtienen.

La renovación del cultivo se puede realizar cada 7 años, aunque por lo general tiene una vida útil de 12 a 15 años.

PROCESO DE CORTE

El proceso de corte debe realizarse cada 45 días una vez que esté establecido el cultivo y con un porcentaje de floración del 5%, ya que así la alfalfa alcanza los niveles de proteína más altos entre 18% y 20%.

Actualmente los cortes se están realizando con guadaña permitiéndose obtener mayores rendimientos en la cosecha así como una disminución en la mano de obra, ya que cuando los lotes de alfalfa son muy grandes, el obrero para cortar con oz una hectárea gasta en promedio más de una semana en un corte o lote, lo que afecta drásticamente los rendimientos y calidad del cultivo.

PROCESO DE COSECHA

La alfalfa que ha sido cortada debe ser cosechada y almacenada en el menor tiempo posible, de preferencia el mismo día del corte; con el fin de evitar que se vea afectada por factores climáticos como el sol y la lluvia, este último genera que la alfalfa tome un color amarillo.

PROCESO DE ALMACENAJE Y DE DESHIDRATACIÓN

Este caney fue construido en estructura de hierro, gracias a su diseño permite una mayor entrada y salida de aire lo que acelera de forma natural la deshidratación evitando la perdida de nutrientes esenciales como la proteína. (A menor tiempo de deshidratación mayor % de proteína).

El proceso de almacenaje y de deshidratación de la alfalfa debe hacerse en una zona libre de humedad y con muy buena ventilación, esto disminuye el tiempo de secado y por consiguiente la molida se realizara de 3 a 5 días post la cosecha garantizando la mínima perdida de nutrientes.

PROCESO DE INFRAESTRUCTURA

Hoy por hoy se ha venido trabajando con la comunidad en la tecnificación de todo el proceso productivo para así llegar a producir alfalfa de excelente calidad, pero aun así por la falta de infraestructura como áreas de post cosecha (caney o casino) que se encuentran en mal estado han dificultado estas labores y es muy común encontrar cortes de alfalfa arrumados a orillas de carreteras expuestas a todo tipo de contaminación.

PROCESO DE MOLIENDA

Una vez transcurridos los 5 días como máximo, se realiza la molienda con el fin de preservar el color y las propiedades nutricionales del producto. La molienda de la alfalfa se puede realizan en dos procesos:

1. La alfalfa va directamente al depósito para ser posteriormente empacada.
2. La segunda consiste en realizar la molienda y empacada como un solo proceso, a través de un ciclón de dos salidas.Este ultimo proceso mejora los rendimientos en la producción, ya que a medida que es molida la alfalfa es directamente empacada.

PROCESO DE ALMACENAJE DESPUÉS DE MOLIENDA

Los forrajes perennes como la alfalfa se desarrollan mejor en suelos alcalinos o de pH básicos con buen drenaje.

El cultivo de la alfalfa obtiene mayores rendimientos en suelos de textura franco arenoso. Así mismo, la correcta técnica de siembra e inoculación de la semilla hacen de la densidad de siembra un factor indispensable para los rendimientos del producto que de ella se obtienen.

La renovación del cultivo se puede realizar cada 7 años, aunque por lo general tiene una vida útil de 12 a 15 años.

Abrir chat